La desnutrición puede ocurrir cuando un individuo no obtiene los nutrientes necesarios. Los niños, los bebés y las personas mayores también tienen siempre un mayor riesgo de desnutrición. Los niños sufren de desnutrición ya que necesitan más energía y nutrientes durante su período de crecimiento y desarrollo, mientras que los adultos pueden sufrir debido a la pérdida de apetito y la disminución del funcionamiento intestinal. La desnutrición puede tener efectos a corto y largo plazo en la salud. Por lo tanto, es importante saber acerca de ciertos tipos de alimentos que ayudan a prevenir la desnutrición.

¿Qué problemas causa la desnutrición?

  • Pérdida de peso involuntaria
  • Cansancio y fatiga
  • Músculo debilidad
  • Depresión
  • Mala memoria
  • Sistema inmunitario débil
  • Anemia
  • Crecimiento atrofiado
  • Infecciones de la piel
  • Pérdida de cabello
  • Diarrea prolongada
  • Insuficiencia renal

Prevención de la desnutrición

Aquí están los 8 mejores alimentos para prevenir la desnutrición:

1. Carbohidratos

Los carbohidratos ayudan a su cuerpo a obtener la energía También ayudan en el almacenamiento de proteínas en el cuerpo. El cerebro requiere carbohidratos para obtener energía, pero la ingesta insuficiente de carbohidratos durante un mes puede detener el metabolismo de los ácidos grasos. Esto da como resultado la pérdida de proteínas del cuerpo y la debilita, causando desnutrición.

Se recomienda tomar 50 a 100 gramos de carbohidratos para prevenir el desarrollo de las cetonas Los productos alimenticios que incluyen carbohidratos son trigo, avena, azúcares, arroz blanco, pasta y miel.

2. Frutas y vegetales

Es aconsejable para obtener la ingesta de vitaminas de frutas y verduras frescas. Inclúyalos en su dieta diaria.

3. Proteínas

La proteína es un nutriente vital presente en cada célula del cuerpo humano. Las proteínas también proporcionan al cuerpo nitrógeno especial que no puede obtenerse a partir de carbohidratos o lípidos. Las proteínas son útiles para regular el ph o el equilibrio ácido-base en la sangre. Estos son necesarios para la síntesis de hormonas y enzimas. Estos también son esenciales para la formación celular y el sistema inmune. Durante el hambre, se desperdician grandes cantidades de tejido muscular y esto conduce a una mala salud. Se requiere proteína en una cantidad adecuada para metabolizar y procesar energía en el hígado y los riñones.

Se recomienda consumir 10 – 35% de sus calorías diarias como proteína. Los alimentos que incluyen proteínas son las legumbres, huevos, nueces, avena, granos, trigo, quinua, mantequilla de maní, carne enlatada, pescado y palomitas de maíz.

4. Grasas

Las grasas juegan un papel esencial para mantener una piel y cabello saludables cuando se consume en nuestra dieta diaria. También ayudan a aislar nuestros órganos del cuerpo contra el shock, mantener la temperatura corporal y proporcionar un funcionamiento celular saludable. Las grasas son útiles para almacenar energía en el cuerpo. Además, las grasas también son una buena fuente de ácidos grasos esenciales que son útiles para prevenir muchas enfermedades, incluida la desnutrición.

Se recomienda que 30 – 35% de las calorías diarias debe provenir de grasas. Los productos alimenticios que incluyen grasas son la mantequilla de maní, aceite, leche entera, nueces y semillas.

5. Vitaminas y minerales

Las vitaminas juegan un papel vital en el desempeño de funciones cruciales en el cuerpo. Las vitaminas y minerales promueven la buena salud y brindan protección contra infecciones y muchas enfermedades. También ayudan en el crecimiento del cuerpo, el metabolismo y la eliminación de productos de desecho. Se recomienda tomarlos de las fuentes dietéticas, pero si se encuentran insuficientes, también se pueden tomar de los suplementos como alternativa. Ayudan muy bien en la prevención de la desnutrición.

6. Dieta equilibrada

Consumir una dieta equilibrada con multivitaminas es una forma de prevenir la desnutrición. Esto también puede ayudarlo a deshacerse de problemas dentales, inflamación, edema, debilidad, dolor de lengua, anemia, fatiga, diarrea, dermatitis, hormigueo en las manos, crecimiento deficiente, función nerviosa deficiente y sangrado de las encías.

7. Hidratación

Aumente su consumo de agua con 9 vasos por día. El agua es el mejor fluido, pero otros líquidos también cuentan.

Puede tomar otros líquidos en forma de:

  • Sopa
  • Café con leche
  • Te helado
  • Paletas de hielo
  • Jugo
  • Batidos
  • Agua de coco
  • Leche

8. Mariscos y Carne

Incluya alimentos tales como pavo, salmón, mejillones, pollo, carne de res, huevos, cangrejo, almejas, leche, que son fuentes ricas en B – 12.

Las sardinas o la caballa, la yema de huevo, el salmón enlatado, la leche de soja, la leche de vaca contienen una buena cantidad de vitamina d. Atún enlatado, ostras, trucha, cangrejo, arenque o sardinas, el salmón es una rica fuente de ácidos grasos.

Ahora que conoce el tipo de alimentos que ayudan a prevenir la desnutrición, debe tener cuidado al proporcionarlos a sus bebés, niños y ancianos.